La Asociación para la Libre Educación(ALE) lleva muchos años luchando por el reconocimiento legal del Homeschooling como un derecho de las familias que eligen esta opción; lo que garantizaría el cumplimiento del principio de  la libertad educativa y de enseñanza recogidos tanto en la Constitución Española(art.27.1) como en la Declaración Universal de Los Derechos Humanos (art.26). Ahora que se plantea una nueva reforma educativa, estaría bien recordar las razones para este reconocimiento, que tan bien se explicaron  en esta introducción a la propuesta para el reconocimiento del Homeschooling en España, que formuló la ALE en el año 2015.

INTRODUCCIÓN A LA PROPUESTA DE LA ALE PARA EL RECONOCIMIENTO DEL HOMESCHOOLING EN ESPAÑA

El Homeschooling (Hs) —también llamado educación en casa, educación en familia, o educación sin escuela— es una opción pedagógica que garantiza el derecho a la educación básica obligatoria de los menores y que favorece el desarrollo pleno del individuo. El Hs es una opción responsable llevada a cabo por aquellas personas que deciden no delegar en la institución escolar la formación y educación de sus hijos, y que por tanto asumen consciente y plenamente su derecho y obligación como progenitores a procurársela a su descendencia. Las motivaciones que llevan a asumir esta opción educativa, así como las metodologías y principios pedagógicos que engloba, son muy diversos, si bien en todo caso tienen en común un interés especial en el respeto a las particularidades de cada niño y niña que favorezca el desarrollo de sus capacidades. Es así mismo una opción que garantiza una buena integración social de los niños y jóvenes, fuera del ámbito escolar, mediante la participación activa de los menores en distintos espacios de socialización. El Hs es una alternativa educativa que permite especialmente flexibilizar tiempos y metodologías ofreciendo una educación personalizada, cuya eficiencia ha sido reflejada por diversos estudios y es defendida en sus diversas modalidades por importantes pedagogos.

El derecho de los niños a la educación no está ligada a la escolarización obligatoria, es una consecuencia inmediata de la Libertad como principio democrático básico, artículos 1 y 9 de la Constitución Española de 1978, y está recogido en los artículos 27.1 y 27.3, así como en otras cartas de derechos internacionales (Artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, artículo 13 de la Convención Internacional sobre derechos económicos, sociales y culturales de la ONU, artículo 18 de la Convención Internacional sobre derechos civiles y políticos de la ONU, artículo 2 de la Convención Europea de derechos humanos, artículo II-74 de la Constitución Europea, tratados de Niza y Lisboa). Sin embargo, en España, a las familias que optan por educar a sus hijos fuera del sistema escolar, este derecho no les es reconocido por la administración, y aplicándoles el protocolo de absentismo, los remite a servicios sociales, y fiscalía de menores.

La actual Ley educativa Española —como las precedentes— equipara educación básica Obligatoria, con Escolarización Básica Obligatoria, limitando así el texto constitucional, y la libertad educativa al estrecho marco de elección de centro por parte de los padres, o en su defecto la creación propia de uno homologado. Este protocolo de absentismo debería ser aplicado exclusivamente a los padres que no educan a  sus hijos,vulnerando así su derecho a la educación;no a aquellos que se comprometen tanto en la educación de sus hijos que deciden llevarla a cabo ellos mismos,sin delegarla en otras instituciones,asumiendo plenamente su obligación legal y moral como padres, así como ejerciendo su derecho a proporcionar una educación conforme a sus convicciones.

La educación en casa o “Homescholling” está reconocida en la mayoría de los países de la Unión Europea (Irlanda, Portugal, Reino Unido y Gales, Francia, Bélgica, Flandes, Dinamarca, Italia, Austria), Norteamérica, Australia, Asia, o Latinoamérica, que poseen diferentes regulaciones para esta opción educativa.

Por tanto las familias españolas se encuentran en situación de desventaja frente a otros países de nuestro entorno económico y cultural, y los niños españoles carecen de una opción educativa considerada por muchos expertos como la opción adecuada a las formas innatas de aprendizaje de niños y niñas y que, precisamente por ello se inscribe en las corrientes de innovación pedagógica que fomentan el aprendizaje cooperativo e inclusivo, el pensamiento crítico, los procesos creativos. Si bien no es una opción educativa generalizada, cada vez tiene un mayor número de seguidores en todo el mundo.

Para los que queráis más información sobre este tema,os dejamos dos enlaces muy interesantes:

www.eduacionlibre.org/legalidad.htm

https://ojodeagua.es/articulos/

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X